Celebraciones

10 de Octubre de 2020 a las 11:00 horas, Primeras Comuniones de la Parroquia de Riches Claires.

17 de Octubre de 2020 a las 10:00 horas, Confirmaciones de la Comunidad Hispanohablante de Bruselas, en la Catedral de Saint Michel et Sainte Gudule.

SALMOS RC DOMINGO 2 DE AGOSTO

4. Por todos nosotros, llamados a descubrir el tesoro escondido, la perla de gran valor, y preferir sobre todo el reino de Dios, roguemos al Señor.

5. Por el pueblo boliviano, por sus gobernantes y por todos aquellos que trabajan por construir un país cada vez mejor, pidamos al Espíritu Santo los ilumine y los guíe por el camino verdadero, roguemos al Señor

AL FINAL DE LA MISA:

PALABRAS DEL EMBAJADOR BOLIVIA

HIMNO BOLIVIA

RESP: P. Oscar Escobar mxy 0474055840 EMAIL: rchispano@gmail.com http://misaespanolbruselas.org

PARROQUIA « N.D. AUX RICHES CLAIRES » Diócesis de Malines – Bruxelles COMUNIDAD LATINOAMERICANA DOMINGO XVIII TIEMPO ORDINARIO 2 AGOSTO 2020

FIESTA NACIONAL DE BOLIVIA

“Dadles vosotros de comer”

1. Monición de entrada: Las lecturas de hoy nos hacen pensar en las estadísticas y las imágenes patéticas de la realidad de la pobreza y del hambre en el mundo, en que a nosotros nos ha tocado vivir. Vivimos en un mundo donde tres cuartas partes de la población está infra alimentada y una gran parte de la misma es víctima del hambre, las enfermedades y la muerte prematura. Pidamos que el Redentor nos sacie, por nuestra participación en esta Eucaristía, con el pan de vida y nos haga más solidarios con todos los que padecen hambre en este mundo. Nos unimos a todo el pueblo Boliviano en su fiesta Nacional y pedimos a Dios ilumine el camino de nuestra gente latinoamericana.

2. Acto penitencial

3. Gloria

4. Monición primera lectura: En la primera lectura de hoy el profeta Isaías nos invita a buscar a Dios y a convertirse a Él. Esta invitación está expresada en la invitación a un banquete: agua, vino, leche, buena comida, platos sustanciosos, que nos serán ofrecidos gratuitamente. Lo único necesario para alcanzar esta abundancia de bienes es encaminarse hacia Dios, escuchar su voz y vivir atento a su voluntad.

Lectura del libro de Isaías 55, 1-3

Así dice el Señor:

«Oíd, sedientos todos, acudid por agua,

también los que no tenéis dinero:

venid, comprad trigo, comed sin pagar vino y leche de balde.

¿Por qué gastáis dinero en lo que no alimenta,

y el salario en lo que no da hartura?

Escuchadme atentos, y comeréis bien,

saborearéis platos sustanciosos.

Inclinad el oído, venid a mí: escuchadme, y viviréis.

Sellaré con vosotros alianza perpetua, la promesa que aseguré a David. » Palabra de Dios

Sal 144, 8-9. 15-16. 17-18

R. Abres tú la mano, Señor, y nos sacias de favores.

El Señor es clemente y misericordioso,

lento a la cólera y rico en piedad;

el Señor es bueno con todos,

es cariñoso con todas sus criaturas. R.

Los ojos de todos te están aguardando,

tú les das la comida a su tiempo;

abres tú la mano,

y sacias de favores a todo viviente. R.

El Señor es justo en todos sus caminos,

es bondadoso en todas sus acciones;

cerca está el Señor de los que lo invocan,

de los que lo invocan sinceramente. R.

Monición segunda lectura: Lo que ha hecho Jesucristo por la humanidad es expresión de un amor tan fuerte que nada no podrá deshacerlo, escucharemos un texto de Pablo a los romanos, donde nos ofrece una lista de siete sufrimientos, muy actuales al hombre de hoy, el apóstol asegura que ninguno de ellos es suficientemente fuerte para separarnos del amor de Cristo, entonces: ¿quién podrá separarnos del amor de Cristo?

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 8, 35. 37-39

Hermanos:

¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo? ¿la aflicción?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, el hambre?, ¿la desnudez?, ¿el peligro?, ¿la espada?

Pero en todo esto vencemos fácilmente por aquel que nos ha amado. Pues estoy convencido de que ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni principados, ni presente, ni futuro, ni potencias, ni altura, ni profundidad, ni criatura alguna podrá apartarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro. Palabra de Dios

Aleluya

Lectura del santo evangelio según san Mateo 14, 13-21

En aquel tiempo, al enterarse Jesús de la muerte de Juan, el Bautista, se marchó de allí en barca, a un sitio tranquilo y apartado. Al saberlo la gente, lo siguió por tierra desde los pueblos.

Al desembarcar, vio Jesús el gentío, le dio lástima y curó a los enfermos. Como se hizo tarde, se acercaron los discípulos a decirle:

«Estamos en despoblado y es muy tarde, despide a la multitud para que vayan a las aldeas y se compren de comer.»

Jesús les replicó:

– «No hace falta que vayan, dadles vosotros de comer.»

Ellos le replicaron:

– «Si aquí no tenemos más que cinco panes y dos peces.»

Les dijo:

– «Traédmelos.»

Mandó a la gente que se recostara en la hierba y, tornando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y se los dio a los discípulos; los discípulos se los dieron a la gente. Comieron todos hasta quedar satisfechos y recogieron doce cestos llenos de sobras. Comieron unos cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños. Palabra del Señor

Credo

Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor. Que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo y nació de la Virgen María. Padeció bajo el poder de Poncio Pilato. Fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos. Al tercer día resucitó de entre los muertos. Subió a los cielos, y está sentado a la diestra de Dios Padre. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos, y la vida eterna. Amén

Oración de los Fieles: “Señor, danos siempre de ese pan”

1. Por los que han recibido la misión de anunciar el Evangelio del reino de Dios y de educar en la fe a los creyentes, roguemos al Señor.

2. Por todos los que han descubierto lo realmente importante en su vida y por ello han renunciado ge

Evangelio del próximo domingo 26 de julio, XVIIº del tiempo ordinario.

Lectura del santo evangelio según san Mateo (13,44-52):

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo. El reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas que, al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra. El reino de los cielos se parece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastran a la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran. Lo mismo sucederá al final del tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido. Allí será el llanto y el rechinar de dientes. ¿Entendéis bien todo esto?»
Ellos le contestaron: «Sí.»
Él les dijo: «Ya veis, un escriba que entiende del reino de los cielos es como un padre de familia que va sacando del arca lo nuevo y lo antiguo.»

Reanudación de las Celebraciones

LAS CELEBRACIONES EN LA IGLESIA PUEDEN REANUDARSE A PARTIR DEL DOMINGO 14 DE JUNIO DE 2020.
ESTAREMOS ENCANTADOS DE VERNOS DE NUEVO!!!
Pero no será como antes de la crisis sanitaria,
porque todos debemos cumplir estrictamente con estas medidas de seguridad, que son necesarias para la salud de todos:

El número de plazas en la Iglesia es limitado: cuando todas las plazas disponibles estén ocupadas, ya no podremos aceptar que otras personas ingresen a la Iglesia. (10m2 por persona, 1,5m distanciación social)
Respetar las instrucciones que le dará el equipo de acogida.
Limpiarse las manos con gel al entrar a la Iglesia.
Respetar las rutas que se le indican en la iglesia, para no cruzarse con otras personas.
Mantener siempre la distancia de 1,50 m con otras personas (excepto las personas que viven bajo el mismo techo)
Usar una máscara que cubra la boca y la nariz
No estrechar la mano de otras personas
Tocar la menor cantidad de objetos posible
No se permitirá el acceso a los baños: tome sus precauciones
Se ruega evitar todo tipo de reunión antes o después de la misa, ya sea en la parte de atrás de la iglesia o en la explanada.
Si no pudo asistir a la Misa el domingo por falta de espacio, puede ir a Misa los días de semana.
No tendremos monaguillos en las Misas.
Una sola persona se encarga de la sacristía y de los libros y objetos de la Misa.
Un solo lector, con micrófono independiente.
La comunión se dará únicamente en la mano y cada fiel en silencio (no se contesta “amén”)
Una sola persona cantará (situada a 5 metros de los demás). Se ruega a los fieles guardar silencio.
Para la colecta habrá una canasta donde cada uno pondrá voluntariamente lo que desee.
Se darán algunas instrucciones complementarias en la Iglesia.